Bodegas Vicente Gandía y el Halcón Maltés

Bodegas Vicente Gandía y el Halcón Maltés

 

BODEGAS VICENTE GANDIA Y EL HALCON MALTES

 

¿De qué material está hecho el halcón maltés, de que están hechos los vinos, de sueños? El cantar de Luis E. Aute siguiendo los versos de Calderón, lo dice “que todo en la vida es cine y los sueños cine son”.

El ser humano necesita que sus sueños puedan verse tocarse y beberse. En la antigua Sumeria al vino le llamaban “soma” (palabra utilizada metafóricamente por Aldous Huxley en su metafórica novela “Un mundo feliz” y origen no menos metafórico de la etimología somático). El jurado de la legendaria Cartelera Turia de València ha sido muy certero en la XXIX edición (2020) del premio El Halcón Maltés, además de otros premiados de reconocido valor, le ha sido reconocido a Bodegas Vicente Gandía Pla de Chiva (DO Valencia) y Hoya de Cadenas en el lieu-dit de Las Cuevas de Utiel (DO Utiel-Requena), sus extraordinarios méritos de apoyo a la cultura del vino, sus obras sociales, y su acendrado espíritu y voluntad de devolverle a la sociedad, lo que de ella recibe a cambio de sus vinos. La Casa Gandía es una empresa ejemplar en todos los sentidos, en el fondo y en la forma. Ahí está su permanente y generoso apoyo a las fiestas y actividades culturales de pueblos y asociaciones cívicas y culturales, su maravilloso museo en la finca Hoya de Cadenas de barricas pintadas por los mejores artistas, “Arte en barrica”, y el apoyo a obras sociales (Confederación española de personas con discapacidad física y orgánica). En sus 135 años de existencia esta ejemplar empresa, siempre ha destacado por la ética comercial, su sencillez en las formas y pretensiones de protagonismo y su increíble esfuerzo de mejora de la producción vitícola y vinícola. Por tanto, felicidades al jurado de la Cartelera Turia del 2020 por su acierto al concederle la mítica y legendaria estatuilla de parte de la no menos legendaria publicación valenciana de cultura cinéfila. Y felicidades a Bodegas Gandía Pla.

Crear la estatuilla y el premio el Halcón Maltés será quizás el mayor acierto de la Turia en sus 56 años de vida. El halcón hace referencia a la película de John Huston de 1941 (su primer film), basada en la novela de Dashiell Hammett del mismo título editada en 1930. El halcón es una mítica historia originada en la concesión (1530) por parte de Carlos I de España de la isla de Malta (territorio recibido de parte de la Corona de Aragón) al ser expulsados los caballeros de la orden de San Joan del Hospital de Jerusalén, por los turcos de su base en la isla de Rodas. Allí cambiaron de nombre y su gran maestre, el francés Jean Parisot de La Vallette (que dio nombre a la capital de la isla) fue el que enriqueció el anual obsequio al rey de la corona de España a través de su virrey en el Reino de Sicilia. La orden se había comprometido a pagar un tributo al rey-emperador consistente en un halcón de cetrería. Pero una vez, en lugar del ave de presa vivo y real, el halcón fue de oro incrustados de piedras de cetrería, una auténtica joya y, según el mito, nunca llegó a manos del rey; en el viaje desapareció y la novela-película cuenta su búsqueda en el siglo XX, con una trama narrativa perfecta y unos diálogos rápidos y sugerentes la búsqueda del dichoso pájaro. Que la Turia ha convertido verdaderamente en un premio de oro y que justamente lo tiene a partir de las fiestas en octubre de este premio, Bodegas Gandía entrando así en esa germanía en la que hay grande actores, directores de cine, TV3 (por su magnífica serie Merlín) a más de otros escritores, pintores e intelectuales, sería bueno relatar esa hermandad. Felicidades a ambos pues.

Parece mentira que una isla tan pequeña (316 km2 y 515.000 habitantes el pasado año) tenga una historia tan densa; desde 1530 hasta finales del XVIII fue de la orden, a quien se la arrebató finalmente Napoleón Bonaparte. Fue a su vez rápidamente conquistada por los ingleses que la mantuvieron en diferentes niveles de gobierno: colonia, autonomía, gobierno hasta su independencia en 1964. A pesar de su escasa dimensión y población, tiene más historia de la que puede condensar. Desde los pelasgos (pueblos del mar) hasta la misma fundación romana de La Valletta con su colina castrum, su calles geométricas rectilíneas y cruzadas y los accesos directos al mar desde la cima, hasta la presencia de normandos, sicilianos, calabreses, árabes, catalán-aragoneses y valencianos, Malta es un crisol. La relación con el Regne de València fue muy estrecha, en el siglo XVII vinieron pobladores malteses a València y la Valldigna y su huella es bien visible en apellidos (Mifsud, Attard) y la gastronomía (el conejo con habas, plato popular maltes). El nieto de Jaume I, hermano menor de Jaume II, Frederic, fue señor de la isla, y nuestro gran Jorge Juan, el ilustrado y científico de Novelda (nació en una heretat vinícola del Vinalopó, el fondonet), fue Gran Maestre de la Orden de Malta. La causa de su densa historia depende naturalmente de su situación geográfica e importancia geopolítica. Está en medio del mediterráneo, entre Sicilia y África. Con València tiene una fuerte vinculación, debido a que durante la retirada de los Hospitalarios desde el Mediterráneo oriental, su cuartel general se instaló en la iglesia de Sant Joan del Hospital, en la calle que va desde la calle del mar a la plaza de Nápoles y Sicilia de València, ¡que ya son coincidencias!, y otra más: esta iglesia de los hospitalarios que guarda documentos históricos y archivos de la orden, está junto a la calle del Miracle donde ha estado la popular sede de la Cartelera Turia 50 años. Malta tiene una herencia arquitectónica que es un Cafarnaúm arqueológico. El estilo dominante es el barroco romano, pero el Museo de la armería, El Arsenal y la catedral de Sant Joan, más los restos el antiguo hospital, son una mezcla entre cultura siciliana de Ruggero II, la presencia catalana valenciana, el gótico tardío de la orden, y el domino inglés. Si el pájaro existió y alguien lo afanó, o se hundió en el fondo del mar, es leyenda, mito, sueño y el vino y el cine sueños son. Pero la Turia se ha encargado de que podamos verlo y tocarlo (el premio es exactamente una estatuilla como la de la película) y de que los excelentes vinos de bodegas Gandía beberlos con más placer ahora.

 

Joan C. Martín

Leave a comment



Aula Vinicola imparte cursos

Básicos, monográficos y el curs superior vitivinicola Tastavins, más conocido como master Tastavins por el que se han titulado -con la XXIII y XXIV promociones que están finalizando en Murcia y València- ya 230 alumnos Tastavins.

Contáctanos si quieres obtener toda la información sobre nuestros cursos

logo_vinicola300x150

Aula Vinícola es una escuela privada de enseñanza, educación y formación vitivinícola y enológica, que imparte cursos de viticultura, cultura enológica, vinos, catas, geografía vinícola y enología. Fue fundada en Valencia por Joan C. Martín en noviembre de 1983.

Contacto

+34 637 537 170 - +34 961 037 377
aulavinicola@hotmail.com

Av. Ausias March, 105 bj (esquina c/Ponce), 46013 Valencia. España

The_Wine_Society_Logo

Copyright 2019 Aula Vinicola © All Rights Reserved