El compromiso ético del Aula Vinícola

El compromiso ético del Aula Vinícola

Hay ocasiones en las que se disfruta más cuando nos reunimos de manera improvisada y espontánea con personas que nos enriquecen y que hacen que una sencilla velada de amigos para tomar una copa de vino se convierta en algo estimulante e infinitamente interesante. Así ocurrió la semana pasada. Unos mensajes de whatsapp y unas llamadas de última hora y en un pispás acordamos quedar entre las nobles paredes de Casa Montaña cuatro miembros de la familia de la prestigiosa escuela de enología Aula Vinícola de Joan Martín. El primero en acudir fue John Maher, británico profesor de historia del vino en el Aula proveniente de la London University y editor literario. Seguidamente llegó Kristel Backhoff, mejicana propietaria de la bodega Monte Xanic en la Baja California, titulada Tastavins y en el Bordeaux International Wine Insititute y futura profesora de la asignatura de Vinos de América. Al poco acudió François Rodríguez, también Tastavins, francés y dueño del restaurante Le Fou de Sagunto y finalmente, yo mismo que me ocupo de transmitir mis conocimientos sobre los vinos italianos en el Master. Frente a una copa del Blanco de Monte Xanic, nos miramos y casi riendo nos dimos cuenta de que ninguno de nosotros era español. Tal vez, este mestizaje (preciosa palabra por cierto), sea la clave de la riqueza de esta escuela.

Uno de sus objetivos principales es la difusión de las diferentes culturas en un marco cosmopolita. En realidad el Aula Vinícola se ha internacionalizado no solo gracias a su plantilla de profesores, sino a una infinidad de alumnos provenientes de todas partes del mundo. Charlamos un poco acerca de la bodega de Kristel y de las dificultades que encuentra el vino extranjero en el mercado español. Debatiendo animadamente surgían uno tras otro muchos temas y John y François nos hicieron notar la gran diferencia que hay con Francia, donde el vino es literalmente un símbolo nacional. En España, desafortunadamente no hay una gran implicación a nivel institucional y el sector se encuentra en un contexto poco unido y donde los organismos oficiales no se comprometen en la defensa de algo que va más allá de un mero producto comercial. Interesante una observación de John, que resaltó el cómo internet ha permitido el acceso a productos de pequeñas bodegas que de otra forma serían imposibles de adquirir. Vinos que poco a poco están acaparando la atención de mercados como Italia, Francia o Inglaterra, el de los vinos naturales. Una tendencia hacia el regreso al origen, evitando la utilización de “añadidos” que poco tienen que ver con la viña y sus frutos.

En el Aula fuimos precursores presentando los vinos ancestrales del Cáucaso y Anatolia gracias al mismo John y a sus valiosas lecciones sobre la historia del vino. En España sigue habiendo desconfianza hacia este tipo de vinos, pero estuvimos todos de acuerdo en que es algo inevitable y que tarde o temprano también el gusto del consumidor español irá hacia algo más auténtico y que refleje más su terruño. Este es un mensaje estatutario en el Aula Vinícola: la filosofía del origen y la defensa de la ética alimentaria. Es algo realmente muy importante pues en ocasiones parece que nos estemos olvidando de nuestra salud y de nuestra cultura.

Mientras se descorchaba un “toscanísimo” Brunello di Montalcino del 2012, hablamos también acerca de la creciente importancia de la mujer en un mundo tan machista como siempre ha sido el del vino. Las mujeres no solo como un segmento de clientes (de hecho se crean etiquetas o se confeccionan vinos pensando sus gustos) sino que hay siempre más bodegueras que están demostrando una capacidad de gestión y una sensibilidad a menudo muy superior a la de sus colegas hombres. En Reino Unido por ejemplo, el vino ha entrado en los Pubs gracias a las mujeres. La perspectiva de que haya una oferta mayor de vinos por copa en esta ciudad también tuvo su momento. La verdad es que hablamos de muchas cosas, disfrutamos también de una botella de Ricardo, uno de los grandes vinos de México, producido siempre por la bodega de Kristel. Una charla muy amena y enriquecedora sin duda, tocamos multitud de argumentos. Hay que debatir, discutir, confrontar ideas y ser constructivos aun cuando se critica. Tener la mente abierta a lo que es diferente y no encerrarse en un contexto endogámico.

Esto es lo que el Aula Vinícola intenta transmitir, más allá del aspecto técnico y pedagógico. Aula Vinícola es también una escuela de vida y de valores que nos ayuda a crecer como hombres y mujeres del mundo. Por cierto, siguen abiertas las inscripciones al curso Tastavins 2018: lo recomiendo a todos, profesionales del sector o no y a todos los apasionados del mundo del vino. Contacto: tel. 637537170 o mail aulavinicola@hotmail.com).

 

*Articulo publicado en La Cartelera Turia el 11 de mayo 2018

Aula Vinicola imparte cursos

Básicos, monográficos y el curs superior vitivinicola Tastavins, más conocido como master Tastavins por el que se han titulado -con la XXIII y XXIV promociones que están finalizando en Murcia y València- ya 230 alumnos Tastavins.

Contáctanos si quieres obtener toda la información sobre nuestros cursos

logo_vinicola300x150

Aula Vinícola es una escuela privada de enseñanza, educación y formación vitivinícola y enológica, que imparte cursos de viticultura, cultura enológica, vinos, catas, geografía vinícola y enología. Fue fundada en Valencia por Joan C. Martín en noviembre de 1983.

Contacto

+34 637 537 170 - +34 961 037 377
aulavinicola@hotmail.com

Av. Ausias March, 105 bj (esquina c/Ponce), 46013 Valencia. España

The_Wine_Society_Logo

Copyright 2019 Aula Vinicola © All Rights Reserved